Controla los factores de riesgo para COVID-19 en tu establecimiento

Controla los factores de riesgo para COVID-19 en tu establecimiento


Mantener tu panadería, pastelería o restaurante en funcionamiento durante la pandemia es posible.


Pero debes tener cuidado para no exponerte a ti, a tu personal o tus clientes al contagio del virus. Por eso, a continuación, conocerás 3 medidas de bioseguridad que te ayudan a disminuir los factores de riesgo.

¿Quiénes son los trabajadores expuestos a más factores de riesgo de contagio para COVID-19?

Factores de riesgo de COVID-19: cuida a tus empleados

La OMS y FAO (2020) indican que el contagio del coronavirus sucede por la interacción persona-persona, mientras que la transmisión a través de los alimentos es poco probable.

Esto quiere decir que los factores de riesgo son la relación estrecha con personas enfermas o el contacto con superficies y objetos contaminadas con saliva o secreciones respiratorias.

Entonces, los trabajadores que están más expuestos en tu restaurante, panadería o pastelería son aquellos que:

  • Limpian las instalaciones y superficies.
  • Tienen contacto directo con los clientes, como los cajeros o meseros.
  • Reciben la materia prima de los proveedores y tienen relación con los distribuidores.

Medidas de bioseguridad para disminuir los factores de riesgo de contagio de COVID-19

Son decenas las medidas recomendadas por organismos de salud. Pero aquí haremos mención a solo 3 de ellas.

1. Organización de tu establecimiento

El primer paso para disminuir es la organización. Necesitas establecer protocolos estrictos de desinfección y producción para evitar errores.

Y por supuesto, es importante que vigiles a detalle su cumplimiento.

Entre las recomendaciones de la OMS y FAO (2020) están:

  • Organiza el tiempo de llegada, salida y descanso de tus trabajadores. Debes evitar que se aglomeren en un mismo lugar.
  • Distancia los puestos de trabajo. Separa a los vendedores, panaderos, pasteleros, chef, ayudantes de cocina y cajeros con 2 metros de distancia y no los pongas a trabajar uno frente al otro. También puedes organizar turnos que les permitan estar distanciados.
  • Automatiza las ventas. Permite a tus clientes hacer pedidos por el celular o redes sociales y disminuye el tiempo que pasan dentro de tu establecimiento.
  • Si tienes un restaurante debes disminuir la cantidad de mesas disponibles, a fin de garantizar una distancia mayor a 2 metros entre ellas. También, debes evaluar la posibilidad de restringir a tus comensales la permanencia en el local y solo realizar pedidos para llevar.
  • Establece el protocolo de recepción y limpieza de la materia prima, también la limpieza de los espacios y superficies de uso común.
  • Realiza un control de salud de tus trabajadores a diario.
  • Educa a tus empleados sobre las medidas de bioseguridad que se llevan a cabo en el establecimiento como el lavado de manos.

2. Equipos de protección personal

Entre todos los factores de riesgo, el principal es el contacto con partículas de saliva y secreciones respiratorias.

De ahí que la OSHA (2020) recomiende que el uso de tapabocas para los trabajadores expuestos a factores de riesgo medios y altos.

Por lo tanto, debes proveer a tu personal de riesgo (que está en contacto con clientes, proveedores o superficies contaminadas) de tapabocas de filtrado con buen ajuste, guantes y lentes o protectores faciales.

Por su parte, los panaderos, pasteleros o chefs que trabajen solos y otras personas de bajo riesgo pueden usar tapabocas desechables o de tela.

3. Limpieza de superficies de alto contacto

El Ministerio de Salud (2020) sugiere la limpieza exhaustiva y recurrente de las superficies que son manipuladas por muchas personas.

Por ejemplo, las perillas de las puertas, los botones de las cajas registradoras, las sillas, los inodoros, los mesones, los mostradores, entre otros.

Los químicos que puedes usar son varios y, por fortuna, muchos son fáciles de encontrar. Estos son (Ministero de Salud, 2020a):

  • Alcohol con un mínimo de 65% en solución o gel. Es útil para desinfección de manos, utensilios de cocina, perillas de puertas y otros objetos que estén en constante contacto con la piel.
  • Cloro (hipoclorito de sodio) al 0,25%. Una excelente opción para limpiar mesones, pisos, inodoros y otras superficies que no sean propensas a mancharse o corroer.
  • Otros desinfectantes más especializados como amonios cuaternarios, fenoles o glutaraldehído.

 

Es recomendable que revises con detalle el etiquetado de los productos de limpieza. Ellos deben hacer mención clara de su efecto virucida y estar aprobados por INVIMA.


En un principio estas medidas pueden ralentizar el proceso de producción, pero son esenciales para disminuir los factores de riesgo de contagio del COVID-19.


Ya verás que luego de algunas semanas todos se acostumbrarán, estarán más seguros y retomarán su ritmo de trabajo.

REFERENCIAS:

BIBLIOGRAFÍA.

Ministerio de Salud y Protección Social (2020a). Limpieza y desinfección en Servicios de Salud ante la introducción del nuevo coronavirus (SARS-CoV-2) a Colombia. Recuperado de www.minsalud.gov.co/Ministerio

Ministerio de Salud y Protección Social (2020b). Lineamientos para el sector productivo de productos farmacéuticos, alimentos y bebidas en Colombia durante la fase de mitigación. Recuperado de www.minsalud.gov.co/Ministerio

Organización Mundial de la Salud y Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación Agricultura. (2020). COVID-19 e inocuidad de los alimentos: orientaciones a las empresas alimentarias. Recuperado de apps.who.int/iris



Abrir chat