Margarina: ¿cuál es la ideal para tus preparaciones?

Margarina: ¿cuál es la ideal para tus preparaciones?

Aunque la margarina comenzó como un complemento gastronómico, actualmente se ha convertido en un ingrediente básico en la cocina, pues hace parte fundamental de panes y pasteles, además de algunos dulces y postres a los que brinda su consistencia.

Y es que los productos horneados que se preparan con grasas para repostería, como las margarinas, adquieren una textura más esponjosa y un sabor más agradable (FAO, s.f.).

La magia de este ingrediente comienza con su capacidad para conservar su estructura en la cocina, incluso a temperatura ambiente. Esto se debe a la adición de hidrógeno, o hidrogenización, de la grasa vegetal (FAO, s.f.).

Aunque algunos panaderos usan la mantequilla por su sabor característico, al mezclarlas en tus recetas aseguras que el sabor reciba todo el protagonismo que merece (Gimferrer, 2010).

En gastronomía, cuando usas mantequilla y margarina, tus preparaciones resaltarán el sabor y suavidad de la primera acompañando la consistencia, duración y flexibilidad de la segunda.

Si las mezclas en tu cocina, podrás disfrutar lo mejor de ambos mundos.

Estas son las ventajas de la margarina para tus preparaciones

Cuando prepares tus creaciones gastronómicas con margarina,  disfrutarás los siguientes beneficios:

  • Los productos de panadería, pastelería y galletas se desprenden del molde con mayor facilidad al sacarlas del horno; además, les ayuda a resaltar todo su brillo, cremosidad y suavidad (Qcom, s.f.).
  • Tus pastas quedan más jugosas y sueltas, y a tus salsas les darás mayor cremosidad (Qcmo, s.f.).
  • En repostería, actúa como un excelente ingrediente para ligar los componentes de los postres.
  • Reduce el aporte calórico y la cantidad de colesterol en relación con la mantequilla. Está indicada para personas que quieran controlar el peso y niveles de colesterol en su organismo (El Diario Vasco, 2020).
  • Aporta hierro, proteínas, calcio, potasio, yodo, zinc, magnesio y fósforo; también se enriquece con omega 3 y 6, además de vitaminas D y K (OkDiario, 2017).
  • Su costo es mucho menor en relación a la grasa de origen animal (Foro Interalimentario, 2013).
Margarina: las ventajas de usarla en tus preparaciones

Observar la satisfacción de tus clientes cuando disfrutan la suavidad de un delicioso pastel es una experiencia indescriptible. Y eso se logra cuando utilizas insumos de la mejor calidad para garantizar el sabor de tus creaciones.

Tipos de margarina y cómo se adaptan a tus preparaciones

La margarina es una emulsión sólida y extensible del tipo «agua en materia grasa», Aunque existen sensibles diferencias según la marca comercial y el porcentaje de grasa, las podemos clasificar así (Zudaire, 2002):

  • Es más pura, contiene mínimo 80% de materia grasa vegetal. El porcentaje restante se adiciona con agua o leche descremada con agua.
  • La de tres cuartos, con 60% aproximado de grasa.
  • Materia grasa para untar con un porcentaje de grasa entre 42% y 55% aproximadamente.
  • Las margarinas para untar enriquecidas con vitaminas (A, D, E, B2), minerales y fibra.

Siempre conserva tus margarinas y materias grasas a temperatura de refrigeración, entre 0ºC y 5ºC; consérvala en su envase original y vigila la fecha de caducidad para no afectar a tus clientes (Zudaire, 2002).

¿Y qué margarina me recomiendan?

Dagusto® te ofrece las mejores alternativas para que tus creaciones gastronómicas sean inolvidables. Puedes elegir de acuerdo a lo que mejor se adapte a tu preparación entre:

  • Dagusto® Exclusiva: ideal para la elaboración de productos semihojaldrados con características de bajo residual graso.
  • Dagusto® Repostería especial: ideal para la elaboración de Tortas, ponqués y galletas.
  • Dagusto® Rendimiento: aporta rendimiento, frescura, y suavidad en todas las preparaciones de panificación industrial.
  • Dagusto® Hojaldre especial: especial para la elaboración de productos hojaldrados y semihojaldrados con el más delicioso sabor y aroma.

Las margarinas son excelentes para que tus productos de indulgencia ofrezcan la satisfacción esperada en cada bocado. Todos queremos darnos un gustico periódicamente, y tus creaciones tienen la oportunidad de llenarnos el alma de sabor y placer.

 

Una buena margarina asegura que cada bocado de tus preparaciones entregue el gusto y dedicación que pones en ellas. Permíteles a tus clientes disfrutar el sabor y calidad de tus creaciones gastronómicas.


REFERENCIAS:



Abrir chat