Remata tus almuerzos con esta receta de flan de caramelo

Remata tus almuerzos con esta receta de flan de caramelo

El flan de caramelo es, en palabras simples, uno de los postres más apetecidos de la gastronomía en el mundo. Y es que tiene un “no sé qué” en su textura y sabor que hace suspirar a cualquier paladar.

Así pues, acompáñanos por un momento sin prisas y sin afán. Hoy te vamos a mostrar cómo preparar un delicioso flan.

Flan de caramelo: cremosas montañitas de felicidad

Flan de caramelo: ¡simplemente flantástico!

No importa la hora del día, no importa el motivo: un flan es siempre un buen plan. Y como sabemos que tus papilas están preparadas, vamos con la lista de ingredientes que vas a necesitar para 6 porciones (dependiendo del tamaño de las flaneras o recipientes que uses):

  • 4 huevos
  • 100 gramos de azúcar
  • Medio litro de leche entera
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla

Y para el delicioso caramelo

  • 100 gramos de azúcar
  • 2 cucharadas de agua (hirviendo)

Unos cuantos pasos antes de calmar tu antojo

¿Listos los ingredientes? ¡Perfecto!

Comienza poniendo 100 g de azúcar en una olla a fuego medio y revolviendo constantemente. Tras unos cuantos minutos, esta tomará un hermoso color doradito. ¡Ojo! No dejes que se queme.

Cuando esté en su punto (el azúcar totalmente derretido y con su color acaramelado), un truquito es agregarle las dos cucharadas de agua hirviendo en ese momento.

Esto hará que la consistencia del caramelo quede un poquito más espesa. Luego vierte el caramelo en el recipiente o flanera que vas a usar para el flan, asegurándote de cubrir toda la superficie del molde.

El resto del flan

Rompe los huevos y viértelos en un bowl. Agrega los otros 100 g de azúcar y bate por unos 10 minutos (también puedes usar batidora).

Luego de ese tiempo, comienza a agregar la leche más la esencia de vainilla sin dejar de batir hasta que veas que está todo bien incorporado u homogéneo. ¡No necesariamente tiene que quedar espumoso!, simplemente revisa que esté bien mezclado.

Ahora vas a poner esta mezcla en los recipientes que ya tenías listos con el caramelo. Tápalos con papel de aluminio para que no se dore mucho la superficie y ponlos en baño María o en el horno por aproximadamente 50 minutos.

Para comprobar que ya están listos, recuerda hacer la prueba del cuchillo o del palillo de madera. Estos deben salir sin rastros de la mezcla al pinchar el flan de caramelo.

Mételos en la nevera de dos a tres horas para que terminen de cuajar. Una vez pasado ese tiempo, sácalos, desmolda o voltea el recipiente en un plato y disfruta de una de las grandes maravillas del mundo de los postres.

Ahí lo tienes, una exquisita preparación que fácilmente puedes hacer en casa y que puedes explorar acompañándolo con crema chantillí, queso mascarpone o frutas frescas como moras, coco, fresas, piña, arándanos o melocotones.

¡Disfruta tu postre después del almuerzo!



Abrir chat