Comida colombiana: historia y curiosidades de 4 recetas típicas

Comida colombiana: historia y curiosidades de 4 recetas típicas

La comida colombiana deleita el paladar de quienes saborean sus deliciosos platos. Especialmente, esas recetas que provocan y dan gusto a cualquier hora: en el desayuno, medias nueves, almuerzo, onces o cena.

Entre los pasabocas que distinguen a la comida colombiana se encuentran los panes, fieles acompañantes de los platos tradicionales. Por eso, el pan es una de las comidas imperdibles en Colombia y es consumido a diario por la mayoría de la población (La Pequeña Colombia, 2016).

Si deseas conocer la historia que hay detrás de preparaciones típicas como el pandebono o el pandeyuca, ¡sigue leyendo! De seguro, se te hace agua la boca y querrás probar ese pan que tanto te gusta. Descubre el origen de estas joyas y cómo puedes prepararlas en casa muy fácilmente.

Comida colombiana: historia y curiosidades de 4 recetas típicas

Comida colombiana: historia y curiosidades

Hay recetas fáciles de hojaldre o harina que puedes degustar a diario y tienen ese sabor típico de Colombia. Por eso, te hablaremos de los panes que no pueden faltar en tu mesa y que puedes comer a cualquier hora del día. Especialmente, cuando están frescos, calientes y recién horneados.

Pandebono

Entre la comida del Valle del Cauca está el pandebono. Su origen tiene varias historias, pero muchas llevan a la hacienda Bono, ubicada en Dagua. Allí, el aroma de la preparación de una mujer llamada Genoveva, se desprendía de su horno de leña, atrayendo a visitantes y locales que iban de Cali a Buenaventura (Zapata, 2017).

Si algo tiene esta preparación que engalana a la comida colombiana es que se sirve caliente y se acompaña con café o chocolate (Dinho, s.f.). Además, se puede comer de forma diaria o semanal.

Otro dato curioso es que puedes reemplazar el queso costeño por otros tipos como fresco o feta. Así obtendrás una perfecta combinación de sabores (Sweet y Salado, 2013).

Como sabemos que uno no es suficiente, te invitamos a prepararlo en casa con las opciones congeladas que te ofrecemos en Dagusto®. ¡Listos para hornear!

Almojábana

Las almojábanas no pueden faltar al tomar las onces. Este pan tiene su historia en el municipio de Soacha, donde se regionalizó la receta hace más de 150 años. Se dice que los españoles lo trajeron hasta esa región y desde ahí se popularizó en todo el país. Por eso, fueron declaradas Patrimonio Cultural Inmaterial de Cundinamarca en 2014 (Colombia, 2020).

Existen varias formas de comerlas, según la región donde las pruebes. Las costeñas se hacen con maíz y se mezclan con queso y panela, mientras que las vallunas usan almidón de yuca y cuajada. Por otro lado, las boyacenses destacan por llevar queso campesino (Colombia, 2020).

La almojábana es un plato que se sirve y disfruta caliente (Rengifo, 2020). Al probarlas, consigues ese punto perfecto, esponjoso y suave que resalta el sabor tradicional (Colombia, 2021). Combínalas con café, té, chocolate o tinto y verás la gloria.

En Dagusto® queremos que las disfrutes en casa. Por eso, te ofrecemos rápidas opciones para cocinar en cuestión de minutos. ¡Probar unas almojábanas recién horneadas no tiene comparación!

Pandeyuca

El pan de yuca es un icono de la comida colombiana. Su historia viene del producto base para prepararlo: el almidón de yuca de uso común en diversos países de América del Sur. Un dato interesante es que Colombia se encuentra entre los mayores consumidores de este producto (Chimaras, 2018).

Estos panecillos se elaboran en forma rectangular o tipo herradura (media luna), aunque también los consigues redondos y ovalados. Su textura los diferencia, ya que son muy esponjosos. Además, lo común es degustarlos calientes y con un tinto de acompañante, ¡es la combinación favorita de los colombianos! (Montilla, 2020).

Para disfrutar el verdadero sabor del pandeyuca, usa el queso costeño. Aunque es salado, le da un toque particular a la preparación. No olvides servirlo inmediatamente (Sweet y Salado, 2017). Esta es una joya que se acompaña con té o café para desayunar o merendar.

Si deseas darte un gusto con un esponjoso pandeyuca recién horneado en casa, te invitamos a prepararlo con las opciones que te ofrecemos en Dagusto®. ¡No hay nada igual!

Croissants con queso

Otro acompañante y protagonista de los desayunos o tentempiés son los croissants. Estos bocadillos son muy versátiles y destacan por su textura, sabor y forma. Se elaboran con hojaldre y se pueden comer solos o con relleno. Los puedes conseguir dulces o salados, con queso, cremas, chocolate o mermeladas. Aunque también pueden usarse como pan para sándwich, ¡increíble, pero cierto!

Si te preguntas de dónde surgió el croissant, te hablaremos un poco de su historia. Esta pieza de bollería es de origen austriaco, aunque se pensaba que era francés. Sin embargo, luego de un tiempo su versión hojaldrada se popularizó en el país de la Torre Eiffel (Lara, 2019).

Este versátil bocadillo salió de Europa y llegó para quedarse en Latinoamérica. En Colombia es conocido como medialuna o cruasán, muy parecido al pancacho caleño (La Vanguardia, 2021). Es protagonista de los desayunos colombianos, por eso, el 37 % lo prefiere y es uno de los tipos de pan más consumidos en el país (Gutiérrez, 2014).

El pan ha sido un acompañante casi imprescindible en la mesa del colombiano por años. Por eso, no es de esperarse que el 98 % de la población lo consuma (Nonsoque, 2017). ¿Y a ti cómo te gusta?, ¿con cuernos o recto?

De cualquier forma, el croissant es la pareja ideal de un buen café caliente. Pero no tienes que salir de casa para degustarlo. Puedes comerlo recién salido del horno con las opciones que te ofrecemos en Dagusto®, ¡crocantes y deliciosas!

Como ves, la comida colombiana tiene recetas que son muy fáciles de preparar en casa. Además, sirven como acompañantes perfectos para cualquier plato y hora del día. Anímate a cocinarlos en tan solo unos minutos con las opciones que te ofrecemos en Dagusto®.

REFERENCIAS:

BIBLIOGRAFÍA.



Abrir chat