¿Cómo hacer pan de yuca? Receta paso a paso

¿Cómo hacer pan de yuca? Receta paso a paso

El pan de yuca es uno de esos manjares de la panadería típica colombiana que ha deleitado a muchas generaciones.

Incluso desde la época de la colonia, los indígenas molían y procesaban la yuca para obtener una masa llamada “casabe”, la precursora del afamado pan que en la actualidad podemos disfrutar (Restrepo Manrique, 2012).

Tan tradicional como el pandebono, la arepa, el buñuelo o las almojábanas, esta deliciosa “parva” hace parte importante de nuestra cultura de sabores.

Así que, si eres amante de hacer pan casero, entonces ve por tu delantal. Hoy te mostraremos cómo preparar este deleite de nuestra tierra, no sin antes mencionarte en nuestro portafolio de productos podrás encontrar el pan de yuca listo para hornear y disfrutar en casa.

Pan de yuca: una deliciosa tradición de mucho sabor

Pan de yuca: sabor y alimentación en pequeños trocitos de placer

A diferencia de otros panes tradicionales a base de trigo o maíz, la yuca contiene grandes propiedades alimenticias y culinarias, y es una excelente alternativa en el mundo de la panificación.

Y hablando de eso, vámonos ya a tu cocina para preparar esta exquisita tentación.

Calentito, esponjoso y recién salido de tu horno

Para preparar tu propio pan de yuca en casa, esto es lo que vas a necesitar para aproximadamente 20 porciones (Bermúdez, 2020):

  • 4 tazas de queso fresco rallado (si tienes mozzarella, mucho mejor).
  • 120 g de margarina Dagusto®.
  • 2 ½ tazas de almidón o harina de yuca.
  • 2 cucharadas de agua o leche.
  • 2 huevos.
  • 1 cucharada de polvo de hornear.
  • Una pizquita de sal.

¿Listos los ingredientes? Perfecto, comencemos. Primero, precalienta el horno a unos 200 °C.

Ahora toma un bowl o recipiente y mezcla dentro de él todos los ingredientes menos la margarina, los huevos y el agua. Tras mezclar por varios minutos, añade luego la margarina Dagusto®, los huevos y el agua o la leche. Trata de que la masa quede bien homogénea y déjala reposar en la nevera por 24 horas.

Con la mano, toma pequeñas porciones (del tamaño de tu puño) y haz varias bolitas con la masa. Luego colócalas en una bandeja engrasada. Hornea de 6 a 8 minutos hasta que veas que el pan de yuca se pone doradito y crujiente.

¡Y listo! Sirve caliente y disfruta de un delicioso manjar con un espesito chocolate como tradicionalmente lo hacían nuestros abuelos.

Ya lo sabes, el siempre sabroso pan de yuca, no solo dejará un genial aroma a pan calentito y recién horneado en tu cocina, también dejará un delicioso sabor en tu boca.

También puedes elegir nuestros Pandeyucas listos para hornear


Abrir chat