Preparación de pan integral para incluir en tu dieta

Preparación de pan integral para incluir en tu dieta

Si como nosotros eres amante de la receta de pan casero y te gusta preparar todo tipo de panes para acompañar tus desayunos, almuerzos, cenas y refrigerios, tienes que probar esta receta de pan integral que, además de ser absolutamente deliciosa, te aportará algunos beneficios.

Pero, ¿cuál es la diferencia entre el pan integral y el pan tradicional? Pues bien, el principal punto de comparación radica en el tipo de harina que debes utilizar para cada preparación.

Recuerda que en nuestro portafolio podrás encontrar masa de hojaldre lista para hacer las mejores preparaciones en casa. Encuéntrala en nuestra tienda online. ¡No dudes en hacer tus compra y probarnos!

Las ventajas de preparar pan integral en casa

Verás, los panes blancos se hacen con harinas refinadas. Esto quiere decir que son el resultado de cereales que atraviesan procesos industriales que los hacen más finos. (Gottau, 2017). Por otra parte, las harinas del pan integral no se refinan, es decir, los granos se conservan enteros.

Es por esta razón que su valor nutricional aumenta considerablemente. De hecho, contienen más fibra, vitamina B, hierro, potasio, magnesio, entre otros, en comparación (Mayo Clinic, 2017).

Y en cuanto al sabor, el pan integral no tiene nada que envidiarle al pan blanco. Sobre todo, si tienes en cuenta que tú mismo puedes prepararlo en casa y darle un toque personal según tus gustos.

Por eso, en Dagusto® te traemos esta sencilla preparación de pan integral para que pongas a prueba tus dotes en el increíble y amplio universo de la panadería. ¡No tienes que tener experiencia! Sigue este paso a paso y atrévete a deleitar tu paladar.

Cómo hacer pan integral en casa y aprovechar sus beneficios nutricionales

Prueba esta preparación de pan integral

Ingredientes para 1 pan integral casero grande

Ahora sí: a hacer pan integral casero. Para empezar, debes tener a la mano los siguientes ingredientes:

  • 250 gramos de harina integral
  • 130 mililitros de agua tibia
  • 2 cucharadas de azúcar (puedes reemplazarlo con algún edulcorante natural)
  • Una pizca de sal
  • Una cucharada de margarina Dagusto®
  • 1 cucharadita de levadura de panadería
  • Un puñado de nueces
  • Un puñado de arándanos
  • Un puñado de uvas pasas

Ten en cuenta que puedes adaptar a tu gusto la variedad y la cantidad de frutos secos que vas a añadir. También puedes hacerlo de un solo sabor o agregar algunas semillas; por ejemplo, hinojo, sésamo, chía, lino, etc.

Manos a la masa

Antes que todo, precalienta tu horno a 225 ºC. Alista un molde, engrásalo con un poco de margarina Dagusto® y espolvorea un poco de harina para evitar que la masa se adhiera. ¡No queremos quedarnos sin probar este pan integral!

Ahora, diluye la levadura en un poco de agua tibia. Mientras se activa, mezcla los ingredientes secos en un recipiente: la harina, la sal, el azúcar o endulzante de tu preferencia y la levadura activada.

Poco a poco, ve agregando también los 130 mililitros de agua. Revuelve bien mientras incorporas la margarina Dagusto® derretida a temperatura ambiente. Deja reposar la mezcla durante, aproximadamente, una hora y media o dos horas.

Pasado este tiempo, extiende la mezcla sobre una superficie y amasa hasta obtener una textura compacta. Es en este punto cuando debes ir agregando los frutos secos o semillas que hayas decidido utilizar.

Por último, agrega el pan al molde y llévalo al horno. La cocción puede tardar entre 25 y 30 minutos. Retíralo y deja que se enfríe. Una vez en el plato, ya estará listo para degustar.

¡Eso es todo! ¿Viste lo sencillo que es? Lo único que hace falta es que lo pruebes y lo compartas con tus seres queridos. Cocinar en casa siempre será una gran alternativa. Más allá del delicioso sabor de este pan integral, anímate a seguir aprovechando todos sus beneficios nutricionales.



Abrir chat