Cómo hacer pan casero: un sencillo arte para al placer entregarte

Cómo hacer pan casero: un sencillo arte para al placer entregarte

La panadería; ese mágico encanto culinario lleno de texturas, sabores y olores capaces de transportarnos a infinitas dimensiones de placer. Solo trata de recordar algunos de tus momentos más felices y de seguro encontrarás alguno con aroma a pan fresquito. ¡Quizás por esto es que estés interesado en saber cómo hacer pan en casa!

Los panes hechos en casa son un delicioso arte que evoca sentimientos de libertad, recuerdos de infancia y buenos momentos. Y es que son un exquisito alimento que puedes empezar a elaborar tú mismo desde la comodidad de tu cocina y de tu hogar.

¿Cómo? Pues ve precalentando el horno y preparando tus papilas gustativas, a continuación, te lo contaremos.

¿Cómo hacer pan en casa? Ponte el delantal

Consejos para saber preparar panadería en casa

Nada más delicioso que sentir el exquisito aroma de los panes que se están horneando en tu cocina; un dulce recuerdo de todas aquellas cosas buenas de la vida.

No importa si tienes experiencia o no en crear tus propios panecillos, croissants crocanticos, rollitos esponjosos o baguettes tostadas.

Con los siguientes conceptos básicos te darás cuenta de que saber cómo hacer pan casero es algo que todos podemos aprender.

Si eres culpable de tener antojos, pues deja que te cojan con las manos en la masa

La masa es el insumo principal a la hora de hacer una gran variedad de preparaciones. Aunque existen muchos tipos de masas dependiendo de la clase de pan, en Colombia las más comunes son las siguientes:

Masa común

Esta es la masa típica con la que usualmente se elaboran la mayoría de panes que ves en las tiendas o supermercados.

Normalmente se elabora a partir de levadura industrial o instantánea y harina convencional.

En palabras simples, es una mezcla ya lista y procesada para facilitar los tiempos de preparación de la masa. ¡Es la forma más fácil de saber cómo hacer pan!

Usualmente solo basta agregar leche, amasar y hornear para luego de los panecillos disfrutar.

Es importante resaltar que el hecho de que esta sea una masa hecha a partir de levadura industrial, no necesariamente significa que tenga menor calidad o sabor.

Lo importante es conocer y elegir bien el tipo de harina, pues estas usualmente son refinadas o integrales.

Con respecto a los panes preparados con harina de trigo integral, estos tienen un sabor y aspecto particular, más oscuro y tostadito; y con su contenido de fibra, pueden favorecer la regulación intestinal (Cuídate Plus, s.f.).

Con esta práctica masa común puedes disfrutar en casa preparando pancitos, pan de leche, pan dulce, pan blandito, pan campesino, pan de molde, pan brié, pan perro, pan de hamburguesa… en fin, todo un universo de humeantes y fresquitas delicias desde tu horno en casa.

Masa madre

Esta es quizás la masa que hoy en día se considera como más “artesanal”. Su principal diferencia con las otras es que no lleva levadura y básicamente solo necesitas de harina integral y agua.

Eso sí, por tratarse de un proceso un poco más rústico y con elementos no procesados, esta clase de masa puede llegar a tomar uno o varios días para que las levaduras nativas se fermenten lentamente y de manera “espontánea”, posibilitando un proceso de creación de la masa mucho más orgánico (Cuídate Plus, s.f.) que el de las masas ya procesadas o industriales.

En términos de calidad y sabor, los panes preparados con masa madre suelen ser más infladitos y más esponjosos (BBC, 2017).

Algunos de los riquísimos panes que usualmente puedes preparar con masa madre son la baguette, pan de granola, pan francés integral, pan campesino, miche, focaccia, ciabatta o de centeno, entre otros.

Masa de hojaldre

Como su nombre lo indica, esta masa debe su nombre al hecho de que, al elaborar las diversas preparaciones, estas se llevan a cabo con la masa en forma de hojas o capas.

Esta deliciosa masa trae entre los ingredientes habituales de harina, agua y sal, a otro invitado especial que le da un toque crocante a tus panes y pastelitos: la grasa.

Este componente, generalmente incorporado a partir de margarina, manteca de cerdo o mantequilla, hace que ciertas preparaciones en la panadería casera queden con esa mágica y deliciosa textura hojaldrada.

Seguro querrás experimentar cómo hacer pan con masa de hojaldre, pues entre las preparaciones más comunes con este tipo de masa podemos encontrar los siempre deliciosos croissants, las pantortillas, los pasteles, los palitos y, por supuesto, el exquisito pan hojaldrado.

Para aprender cómo hacer pan en casa debes explorar y rellenar tus preparaciones con lo que más te guste

Panadería en casa: cómo hacer deliciosas preparaciones

Tú ya lo sabes más que nadie. El pan fresquito y recién salido del horno es un manjar con un sabor inigualable. Es un placer que deberías darte más a menudo para tu disfrute y el de tu familia.

Puedes incluso añadir otros ingredientes y elementos a tus panes: queso, frutas, especias, carnes, jamón, verduras, en fin, la magia de los panes es que se llevan muy bien con todos los demás alimentos.

Solo tu imaginación y creatividad serán el límite para todas las delicias que puedes incorporarle a tu panadería casera.

Ya sea solos y como acompañantes, o bien como deliciosos platos principales y rebosantes de una enorme variedad de ingredientes, saber cómo hacer pan será algo que querrás hacer más a menudo.

Ahora ya conoces un poco más acerca de este fantástico mundo.

Sin embargo, recuerda que, si bien es un proceso creativo y de mucho disfrute, sabemos que en ocasiones el tiempo no te permitirá meterte de lleno en esta clase de preparaciones.

Por esta razón te recomendamos tener siempre en casa unas reservas de panadería congelada como las de Dagusto®, con las cuales puedes matar el antojo en cualquier momento del día.

 

¡Atrévete a expandir tus ideas culinarias y date gusto!

REFERENCIAS:

BIBLIOGRAFÍA.



Abrir chat