Rosca de Reyes: ¿cómo preparar una en casa?

Rosca de Reyes: ¿cómo preparar una en casa?

¿Sabías que la iglesia católica incorporó la rosca de Reyes como una tradición pagana? Esta se hizo famosa durante la Edad Media y llegó hasta los países latinos a través de los españoles. Incluso, el récord de la rosca más grande del mundo lo tiene México en el año 2013. Esta midió 1.440 metros y su peso aproximado fue de 9.375 kilos (Rivera, 2020).

En Colombia, la rosca de Reyes es uno de los panes populares que puedes disfrutar durante todos los días del año. Aunque es una preparación tradicional del Día de Reyes, lo cierto es que lo puedes hacer para cualquier ocasión. Se trata de un pan dulce fresco, fermentado, relleno de frutas según la tradición española, y de guayaba o arequipe adaptada como un producto colombiano.

Tiene un sabor muy particular a naranja y se decora con fruta deshidratada, pero se puede combinar con otros sabores. ¡Todo es válido y depende de tus gustos! Este es el paso a paso para hacerla suavecita y esponjosa en casa.

Rosca de Reyes: ¿cómo preparar una en casa?

Pasos para preparar una rosca de Reyes tradicional

Ingredientes

Para realizar una preparación mediana de 8 porciones necesitas (Melara, 2019):

  • 1 ½ tazas de harina cernida.
  • 1 cucharada de levadura.
  • 4 huevos. (aprox. unos 250 gramos).
  • 6 yemas.
  • 1/3 de taza de azúcar.
  • 1 cucharadita de ralladura de cáscara de naranja.
  • 1 ½ barritas de margarina Dagusto® a temperatura ambiente.
  • 2 cucharadas de jugo de naranja.
  • ¼ de cucharadita de sal.
  • 1 taza de frutas deshidratadas picadas (higos, cerezas y naranja).

 

Para la decoración necesitas:

  • 1 taza de harina.
  • 1 taza de azúcar glass.
  • 2 huevos.
  • 1 taza de margarina Dagusto® a temperatura ambiente.
  • 1 taza de frutas deshidratadas cortadas en tiras (higos, cerezas y naranja).
  • Azúcar para espolvorear.

Preparación

    1. Mezcla la levadura con 3 cucharadas de agua tibia y ¼ de taza de harina hasta hacer una masa. Envuélvela en papel film y deja reposar por 20 minutos a temperatura ambiente hasta que doble su tamaño.
    2. En una superficie limpia, forma una fuente con la harina restante. En el centro coloca los huevos, las yemas, el azúcar, la mitad de la margarina Dagusto®, la ralladura y el jugo de naranja, la sal y la levadura preparada. Con tus manos integra los ingredientes sin incorporar la harina.
    3. Poco a poco integra la harina y amásala de 15 a 20 minutos hasta formar una pasta homogénea. Dale golpes contra la superficie varias veces hasta que se vuelva elástica y no se te pegue en tus manos ni en la superficie.
    4. Extiéndela con un rodillo y añade la mantequilla restante hasta integrarla. Forma una bola y cúbrela con un trapo limpio y húmedo. Déjala reposar por 4 horas a temperatura ambiente hasta que la masa vuelva a aumentar su volumen.
    5. Luego introduce las frutas picadas y amasa para integrarlas.
    6. Forma la rosca y colócala en una bandeja para horno engrasada. Déjala reposar por una hora hasta que levante nuevamente.
    7. Para hacer la cubierta, mezcla la harina, el azúcar glass, la manteca y 1 huevo hasta que estén integrados y se forme una pasta suave. Extiéndela y corta unas tiras de masa.
    8. Bate el otro huevo y barniza la rosca por encima.
    9. Encima acomoda las tiras de fruta alternadamente con las de masa y espolvorea azúcar.
    10. Hornea durante 40 minutos a 180ºC hasta que la rosca esté dorada. Sácala del horno y deja enfriar.

Posibles variaciones de la preparación tradicional

La preparación tradicional se realiza con frutas deshidratadas, tanto para el relleno como la decoración. Estas representan las joyas de la corona de los Reyes. También incluye un muñequito escondido que refleja al Niño Jesús protegido (Melara, 2019).

Sin embargo, hoy existen algunas variaciones que son muy creativas y deliciosas. Puedes preparar desde las versiones rellenas de nata, de crema pastelera y de chocolate, hasta las rellenas de guayaba y arequipe.

El amasado lo puedes hacer a mano o en batidora con un gancho para amasar pan. En este caso, mejor mezcla la harina y la sal un poco antes de agregar el resto de los ingredientes. Luego, bate la mezcla hasta que no esté pegajosa y comience a ponerse elástica. Este es un procedimiento parecido al de cómo hacer pan.

Además, puedes variar entre hacer una preparación rápida o una lenta con el tiempo de reposo. Para comer el mismo día, el tiempo de reposo de la masa es de 4 horas. Por el contrario, si la vas a comer al día siguiente, puedes dejarla reposar 2 horas a temperatura ambiente, 8 horas en la nevera y luego 1 hora antes de meterla al horno.

La rosca de Reyes es una preparación que puedes hacer en casa y disfrutar con un rico café, un vaso de leche o un chocolate espumoso. Es fácil de hacer y puedes incluirla como una receta de pan casero. Lo importante es seguir el paso a paso para que te quede fresca, suavecita y esponjosa.

REFERENCIAS:

BIBLIOGRAFÍA.



Abrir chat